En Home Decora practicamos el marketing decorativo para vender o alquilar. Acondicionamos tu vivienda con el fin de que se venda lo antes posible, al mejor precio y además enamore a primera vista.

605 047 499 - 651 356 372 hola@homedecora.es

Blog

InicioHome StagingÉrase una vez la silla

Érase una vez la silla

¿Os habéis parado a pensar alguna vez la importancia que tienen las sillas en nuestras vidas? Siempre os contamos, cuando os mostramos nuestros trabajos de Home Staging, el papel fundamental que juegan las mesas, os mostramos cómo «vestirlas» y decorarlas, y por qué las personas identificamos la imagen de una mesa con las acciones que llevamos a cabo en torno a ella: el café de la mañana con el periódico, una buena tertulia con amigos o una divertida comida familiar.

Pero… ¿qué pasa con las sillas? Las llevamos de acá para allá sin darles ninguna explicación, las acarreamos hasta casa de la tía Enriqueta en Nochebuena, las ridiculizamos con cojines de ganchillo y nos escandalizamos si crujen o chirrían. ¡Y casi nunca hablamos bien de ellas! Así que hoy hemos decidido dedicarles esta entrada solamente a ellas. Tomad asiento que allá vamos.

Un poco de historia

Parece ser que el escriba babilonio Ebih-il, que pasaba muchas horas dedicado a su trabajo, tuvo la genial idea de añadir unas patas y un respaldo a una rasa tabla de madera y esa fue la primera vez en la historia que alguien se sentó en una silla.

Reyes y faraones adoptaron enseguida esta invención como símbolo de poder, tanto es así que la primera silla de la que tenemos constancia es el trono ceremonial del faraón Tutankamón que se remonta al siglo XIV a.C. y que está expuesta en el Museo de El Cairo.

Las sillas eran un símbolo de autoridad, que diferenciaban al faraón del resto de los mortales y así siguió siendo en las grandes culturas: la antigua Grecia, el Imperio romano… Prueba de ello es el uso de términos como «destronar» o «entronizar» para indicar la desposesión o el ascenso en esa escala de poder.

Durante la Edad Media y la Moderna, la silla siguió denotando ese simbolismo. Cuanto más recargada estaba la pieza, mejor. No es hasta finales del s. XVIII que el uso de la silla está ya más extendido y empieza a ser práctico.

Finalmente, y después de siglos diseñando sillas, en la actualidad, los fabricantes han apostado por lo funcional, duradero y en mayor o menor grado, ajustado a lo que da de sí nuestro bolsillo. Así que es hora de mostraros algunas opciones…

¿Duras o mullidas? ¿De cuántas patas? ¿Con brazos o sin ellos?

La idea a la hora de elegir las sillas de un hogar es hacerlo pensando en el estilo del resto de la casa y en el que mejor se adapte a nuestras necesidades. Esa es la parte fácil.

Las sillas tapizadas son propias de un estilo más clásico, si bien es cierto que en los últimos tiempos vuelven a estar muy en boga algunos textiles con texturas pero sin estampados. En este sentido, las sillas de maderas claras o materiales plásticos propias del extendido estilo nórdico pueden resultar algo incómodas con el paso de las horas. Las de metal y cuero son idóneas para el estilo industrial que es hoy en día el nuevo rústico.

Estilo industrial. Muebles & Deco

Cuando pensamos en sillas solemos imaginárnoslas de cuatro patas, pero no siempre es así… La clave para acertar es la combinación entre sillas y mesa y asegurarnos de que entren bien y nos eviten esos molestos tropiezos. ¿Sillas de una sola pata? ¡Existen! Pero necesitan una base de un tamaño considerable y normalmente circular para poder aguantar nuestro peso.

En cuanto a los respaldos, los altos son más elegantes pero… el respaldo bajo en sillas de comedor da una mayor sensación de amplitud. Curioso, ¿verdad? De igual forma, quizás las sillas sin brazos, al ser más ligeras, son más prácticas para el día a día, pero sin duda, con brazos resultan mucho más cómodas para largas sobremesas. Hay quien prefiere colocar las sillas con brazos solo en los extremos de la mesa, por ello ya hay muchos modelos que presentan ambas formas dentro de una misma gama.

Home Staging en Gijón, aprovechando las piezas originales. [Av. Torcuato Fernández Miranda]

Sillas icónicas: ranking Home Decora
Y por su sencillez, versatilidad y la posibilidad de encontrarlas en distintas calidades y precios nuestras TOP 5 son…

1. Silla DSW

Un clásico en nuestros Home Staging desde siempre. Fue diseñada en el año 1950 para el concurso Low-Cost Furniture Design del MOMA de Nueva York, la primera silla de plástico que se fabricó industrialmente. Hoy sigue siendo un icono del diseño moderno.

Home Staging para la Agencia La Playa en Gijón [c/Camino de Fojanes]

2. Taburete 60

De la mano de Alvar Aalto, destacado diseñador finlandés y fundador de la firma escandinava Artek, nació en 1933 una de las piezas que ha vendido más millones de ejemplares en la historia del mueble moderno.

Pinterest

 

3. Silla Thonet

Conocida también como silla nº 14 (número bajo el que aparecía en el primer catálogo). Su creador, Michael Thonet, revolucionó la fabricación de muebles gracias a su técnica de curvado de la madera mediante vapor de agua. Las hay en todo tipo de materiales.

Mister wills. Forniture for free souls.

 

4. Silla Acapulco

En nuestro último post os confesábamos que esta famosísima silla era una de nuestras debilidades veraniegas… Es uno de los diseños de sillas más reconocidas del siglo XX, de diseño anónimo y que surgió en la década de los 50. Tomó en préstamos el nombre del legendario Resort mejicano Pacífico Acapulco.

Revista HomeLifeStyle Magazine

 

5. Taburete regulable industrial

Todo un clásico del estilo industrial nacido en los años 50 en la ciudad de Nueva York. En aquellos años, a causa del alto precio de la vivienda, se convirtieron almacenes y fábricas en viviendas y se reutilizó el mobiliario. Nos chifla con asiento de madera y patas de hierro.

Habitación - Home Decora

Home Staging Home Decora en Burgos

¡Y esto es todo por hoy! Esperamos que os haya parecido interesante este merecido homenaje a nuestras compañeras las sillas… Y ya sabéis que estaremos aquí sentados, esperándoos para todo lo que necesitéis.

¡Buena semana, homedecorers!

Comenta esta entrada